¿Se puede ser autónomo y trabajar por cuenta ajena al mismo tiempo?

Tienes tu trabajo por cuenta ajena, pero te gustaría aumentar tus ingresos. ¿Puedes ser autónomo y trabajar al mismo tiempo? ¿Es posible compaginar un empleo con ser autónomo? Sí, es lo que se conoce como pluriactividad.

En qué consiste la pluriactividad

El término pluriactividad define a los trabajadores que ejercen una actividad por cuenta propia y otra por cuenta ajena. Es decir, empleados que son al mismo tiempo autónomos. Si lo que haces es trabajar para dos empresas como empleado, serás un pluriempleado, una figura diferente.

Quienes están en pluriactividad cotizan por dos regímenes diferentes a la Seguridad Social. Por un lado, lo hacen el Régimen general y, por otro, en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos. La primera consecuencia es que puedes terminar pagando dos veces por las mismas contingencias.

Para evitarlo, hay ciertas bonificaciones que puedes aplicar, además de elegir bien las contingencias por las que te interesa cotizar.

Bonificaciones para nuevos autónomos

Si trabajas por cuenta ajena y te haces autónomo por primera vez, podrás aplicar las bonificaciones por pluriactividad. Estas ventajas ayudarán a rebajar la cuota que pagas reduciendo tu base de cotización. Es decir, seguirás cotizando lo mismo, pero sobre una base menor.

Estas son las bonificaciones por pluriactividad:

Los primeros 18 meses de alta

  • Reducción de hasta un 50% de la base mínima si estás contratado a tiempo completo.
  • Reducción de hasta un 75% de la base mínima si estás contratado a tiempo parcial.

Los segundos 18 meses de alta

  • Reducción de hasta un 75% de la base mínima para trabajadores a tiempo completo.
  • Reducción de hasta un 85% de la base mínima para trabajadores a tiempo parcial.

Para poder acceder a estas ayudas, es necesario que no te hayas dado de alta como autónomo antes y que lo hagas en régimen de pluriactividad.

¿Qué ocurre con el resto de ayudas por hacerte autónomo?

Las bonificaciones por pluriactividad son incompatibles con otras ayudas para hacerse autónomo como la tarifa plana de 60 euros. Por eso mismo en este punto es fácil que te preguntes cuál de las opciones compensa más.

La forma de averiguarlo es calcular cuánto pagarías en cada caso y lo que obtendrías. La respuesta final dependerá de tu base de cotización.

Como norma general, la tarifa plana de 60 euros suele ser la mejor opción, ya que cotizas por todas las contingencias sin que exista ninguna reducción en la base.

¿Qué ocurre si ya has sido trabajador autónomo?

En este caso no podrás aplicar las bonificaciones por pluriactividad, pero sí que puedes ajustar las cotizaciones que incluyes en tu cuota. Así no estarás pagando dos veces por la misma contingencia.

Estas son las que puedes revisar:

  • Coberturas por contingencias comunes.
  • Cobertura por contingencias profesionales.
  • Cobertura por cese de actividad.

Devolución del exceso de cotización

Si estás cotizando como autónomo y trabajador por cuenta ajena es fácil que tus aportaciones sean superiores a las que deberían. En ese caso la Tesorería General de la Seguridad Social deberá devolverte las cantidades cotizadas en exceso.

A efectos prácticos, esto quiere decir que te ingresarán el 50% de las cantidades que superen los 13.822,06 euros antes del 1 de mayor del siguiente ejercicio fiscal.

Por último, esta pluriactividad también afectará a tu pensión de jubilación. Y es que, al cotizar por dos regímenes diferentes se genera el derecho a cobrar la pensión pública por cada uno de ellos.

En otras palabras, si, por ejemplo, has trabajado 37 años como empleado y 20 como autónomo, podrás cobrar dos pensiones. Una será como autónomo y otra como empleado.

Imagen Faizur Rehman

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Scroll to Top